7 principios para levantar una descendencia para Dios: 2. Sueños y Visiones

familia Aug 04, 2020

Así como un arquitecto logra visualizar exactamente el proyecto que quiere edificar, el Espíritu Santo obra a través de nosotros del mismo modo. Mira lo que dice el siguiente pasaje: 

 

Antes bien, como está escrito:

Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,

Ni han subido en corazón de hombre,

Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 

(1 Corintios 2:9) 



Al recibir esta promesa al inicio de este año, empecé a orar diciéndole a Dios: Señor, abre mis ojos para ver tus visiones. La Biblia nos enseña de un hombre llamado Abraham. Alguien que aparentemente había tenido éxito en todas las áreas de su vida. Tenía una hermosa esposa, era un hombre empresarial, logró tener influencia en personas de alto nivel en su sociedad y, por si fuera poco, la Biblia lo describe como un hombre que era amigo de Dios; sin embargo, Abraham tenía un límite en su vida: el no poder tener hijos. Llegó un momento en el que él pensó que eso jamás sucedería pero Dios, en su misericordia, le motivó a que no se diera por vencido y le llevó a romper sus límites a través de las visiones y los sueños. Fue ahí cuando lo sacó de su tienda y le dijo que soñara, que visualizara las estrellas en el cielo porque así de numerosa sería su descendencia. Creo que en ese momento los ojos espirituales de Abraham fueron abiertos y pudo VER todo lo que Dios tenía para él.  Fue ahí donde, como un arquitecto, empezó a diseñar el futuro para su casa. 



LA VISIÓN QUE ME CAMBIÓ

Hace algunos años (aproximadamente 12) mi esposo (que en ese momento no lo conocía) estaba en una reunión de su iglesia en Inglaterra, su país de nacimiento. Se encontraban en un tiempo de intercesión cuando de repente sus ojos espirituales fueron abiertos y Dios trajo una visión a su vida; una visión que lo cambiaría para siempre… (y por su puesto a mí también). Dios le mostró el mapa de su país (como cuando uno abre Google Maps) y él veía como hacía un zoom out y se trasladaba al otro lado del mundo, a Florida. Luego, veía como se iba acercando más y más hasta que se vio a él mismo caminando en las playas de Florida. En la visión, se vio caminando junto a una joven (no muy alta), pero solo logro ver la espalda de la joven. Esta fue la visión que tuvo.

A los 2 años, en el tiempo perfecto, Dios aparejó todo y Rich logró viajar a Florida. Fue en esa ciudad donde nos conocimos. El Señor le mostró un poco las cosas que Él había preparado para nosotros. 

Ya llevamos casi 7 años de casados y puedo decir que ha sido el mejor fundamento, pues nos casamos en la voluntad de Dios. Hoy te motivo a que le preguntes a Dios qué es lo que Él tiene para tu vida. 

Concebir los sueños de Dios y sus deseos será el mejor fundamento para tu familia y será la fuerza que te ayudará a levantar casa para Dios. 

Suscríbete a Hero Moms

Sé la primera en enterarte de nuestros próximos eventos y recursos.