Mi casa en la Roca (Parte 1) Una casa llena de luz

familia May 26, 2020

Esta semana leí un pasaje que tocó mi corazón:

 

Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.
(Mateo 5:14-16)

 

Esta palabra nos dice una gran verdad: somos la luz del mundo. Lo primero que tenemos que entender es por qué somos esa luz, es una razón muy sencilla que Jesús nos enseñó en Juan 8:12.

 

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

 

Las luz nos habla de esperanza, cambio, claridad. En ella se va el caos y la opresión, así como el desorden y la ansiedad. 

 

Seguir a Jesús no se puede convertir en algo religioso, no se trata de asistir a una iglesia. 

En este tiempo de cuarentena, ¿qué tan cerca has estado de Jesús? ¿Será que tu fe está fundamentada en tu Salvador? ¿O será que sin darte cuenta se convirtió algo secundario? 

 

Seguir a Jesús es una decisión de vivir en obediencia diariamente.

 

¿Qué tan diferentes somos cuando estamos cerca de ÉL?

Estar cerca de Jesús hace que venga la verdadera paz a nuestra vida y con el propósito de nuestra vida y la dirección que debemos tomar. Sí, puede que haya trabajo, nadie nos prometió que viviríamos una vida sin cargas; pero alguien sí nos prometió que corramos a Él todos los que estamos trabajados y cargados, pues Él nos hará descansar.

 

Pienso que el problema es que NO VAMOS A JESÚS. No vamos a Él con nuestras cargas y aflicciones. Por eso nuestras vidas no reflejan el gozo de la salvación. Responde con sinceridad las siguientes preguntas: ¿Qué tan cerca estás de Jesús? ¿Cuánta pasión tienes por Él y por estar con Él? ¿Cuánto deseas estar a solas con Él y frente a Su palabra?

 

Uno de los principales enemigos del cristianismo es la religiosidad. Cuántos niños y jóvenes crecen en un hogar de cristianos, pero que sus vidas no reflejan a Jesús. Cristianos en tinieblas, ¡que triste descripción! Conocer La Luz, pero decidir vivir en las tinieblas. 

 

Canales de luz

Hoy quiero motivarte y recordarte que Dios te puso en este mundo para que ilumines con la luz de Cristo. No te conformes con conocer a Jesús y a Su palabra de manera superficial. Te motivo a que coloques tu mirada en Cristo. Si lo haces, ten por seguro que tu vida se iluminará y, como consecuencia, podrás iluminar tu casa. 

 

“La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?”.
(Mateo 6:22-23)



¡Qué importante es nuestro ojo! (el ojo nos habla de la visión). 

 

Quiero terminar motivándote a que como nunca antes coloques tu mirada en Jesús. Hebreos 12:1-2 nos dice que estamos en una carrera. Todos nosotros tenemos una misión, tenemos algo específico que hacer en esta tierra.

 

“Despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe…”

 

  • Coloca los ojos en tu Creador
  • Coloca los ojos en aquel que ya dio todo por ti
  • Coloca los ojos en tu Salvador 

 

A medida que estás frente a las promesas de Dios y que corres a la oración al lugar secreto, te encontrarás con Aquel que quita tus cargas, que quita toda tiniebla y saldrás de ese lugar como Moisés salió después de estar 40 días en la presencia De Dios.

 

“… no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios”.
(Éxodo 34:29)

 

Este mes de mayo te motivo a que todos los días entres a hablar con Dios en tu lugar secreto, a que vayas al espejo de la Palabra y oro que, cuando lo hagas, todo tu ser se llene de la Luz de Jesús, que en el momento que hables, que juegues con tus hijos o que estés trabajando, las personas sean iluminadas solo por el hecho de estar cerca de ti. 

 

¡Gracias de nuevo por conectarte!

Manuela H. 

Suscríbete a Hero Moms

Sé la primera en enterarte de nuestros próximos eventos y recursos.