¡Soy nueva en esto! - Madre por primera vez

familia Apr 06, 2021

Desde el inicio, la maternidad transforma la vida de una mujer y de todo su entorno, incluida por supuesto su familia, toda su vida le da un giro de 180 grados. La llegada de un niño hace que todos seamos mejores seres humanos y hace florecer lo mejor de cada uno.

 

“No hay manera de ser una madre perfecta, hay un millón de maneras de ser una buena madre”

Jill Churchill (Escritora estadounidense)

 

Yo he tenido el privilegio de experimentar la maternidad casi que en todas las etapas de mi vida y desde diferentes perspectivas. Primero disfruté plenamente el crecimiento de mis tres hijos, luego, durante 15 años como educadora en preescolar acompañando a cientos de familias y ahora como abuela. La familia ha sido mi vocación y mi mayor desafío. 

 

El tiempo ha pasado, los patrones sociales y culturales han sido transformados pero la esencia del ser humano, sus necesidades y posibilidades siguen siendo las mismas. Cada hijo es único, con un potencial inimaginable para nosotros y con todo para crecer y desarrollarse en todas las áreas de su vida.  

 

Hemos experimentado cambios en el ámbito social y cultural, de hábitos y el avance de la tecnología como herramienta educativa; recorrimos un camino que volvió a llevarnos al punto de partida: la casa, la imagen de Mamá y Papá, lo básico, lo sencillo pero profundo, eso es realmente lo que hace la diferencia. 

 

Me gustaría que a través de este artículo cada #HeroMom pueda encontrar que en cada vivencia (por extraña o difícil que parezca) siempre hay una enseñanza, una forma de comunicación, y una oportunidad de formación.

 

 

Cuando un niño es educado desde niño, siempre seguirá esas enseñanzas, es lo que nos dice la Biblia. Los primeros años de vida son quizás los más importantes, pues es ahí cuando el niño, crece más y desarrolla la mayor parte de su potencial afectivo, cognitivo, motor, comunicativo y social. 

 

Quiero dejarles 3 principios que puedan ayudarles en la hermosa tarea de ser madres:

 

CONOCE A TU HIJO

 

Este es un principio fundamental, que algunas veces parece tan obvio que lo pasamos por alto. Es usual que una madre primeriza durante el último periodo de su embarazo, lea y consulte muchos libros, documentales y esté recibiendo consejos de todas las personas que le rodean acerca de cómo empezar la tarea de la maternidad.

 

Esta información va desde estudios que nadie entiende, ni sabe cómo aplicar , teorías sin ninguna fundamentación hasta mitos culturales muy chistosos. Las madres más expertas con dos o más hijos, se basan en su experiencia y algunas veces tratamos de copiarlas olvidando que cada hijo es único.

 

Los niños no son personitas, son personas desde el primer dia con características y cualidades perfectas que comienzan a desarrollarse, no es necesario esperar para iniciar la aventura del crecimiento y desarrollo con ellos.

 

 

El apego es el hilo invisible que le dará seguridad y estabilidad en su desarrollo psicológico y de sus habilidades sociales. Es necesario fortalecer esos vínculos, nunca es demasiado cuando de expresar amor se trata. 

 

 

Tómate el tiempo necesario para conocer verdaderamente a tus hijos, aprende a mirar , a escuchar a sentir sus expresiones, a identificar sus necesidades, a potencializar sus fortalezas; no los compares con nadie, pueden tener rasgos físicos o psicológicos parecidos pero son únicos. Cada uno percibe su entorno de manera diferente. Tenemos una misma meta para ser madres, pero hay diferentes maneras de llegar. 

 

 

Trabaja dentro de ti, para recuperar la sensibilidad y descubrir los tesoros más grandes en los detalles más pequeños, sonríe, entrénate en buen humor y paciencia y aprende a vivir en paz. 

 

 

CREA UN AMBIENTE ADECUADO

 

 

Cuando una mujer está en el tiempo de la dulce espera, suele ocuparse de muchos detalles que le brinden protección y le permitan al recién nacido estar bien y desarrollarse en todas las áreas; entonces compramos muchos elementos (algunas veces demasiados) que nos hagan sentir confortables. 

 

Creo que las que tienen más de un hijo pueden hacer una lista de todas las cosas inútiles que compramos y que nunca se usaron. Está demostrado que el ambiente (emocional, social y físico) que rodea a un niño facilita o dificulta su desarrollo y su potencial de aprendizaje. la pregunta sería: ¿Qué debería tener y cómo crear un ambiente adecuado?

 

 

El ambiente ideal debe ser abierto, claro, limpio, ordenado, estético, sencillo y real. Esto favorece que el niño explore con mayor libertad y menos riesgos; ayuda para que los niños sean más independientes en menos tiempo, estimula la autodisciplina e invita a la aventura.

 

 

Ten en cuenta que no sólo se trata de decorar y de comprar cosas para la habitación, sino que debes tener en cuenta todo lo que pasa en casa, cada detalle cuenta. 

 

 

Ten todo muy ordenado: el niño debe ver y poder alcanzar los elementos que necesite y pueda usar en sus diferentes etapas (juguetes, herramientas, etc).

 

 

Evita el exceso de estimulación visual y auditiva: no uses tantos colores, ni que sean muy brillantes, evita incluso el exceso de juguetes, esto puede llevara a la sobreestimulación y a hacer que muchas cosas compitan por la atención del niño, evitando que se concentre y esté tranquilo. 

 

 

Incluye elementos naturales y plantas: esto hace parte de el maravilloso mundo que nos rodea y los niños desarrollan empatía y mucho entendimiento cuando pueden relacionarse con la naturaleza. 

 

 

TODOS NOS INVOLUCRAMOS

 

 

Siendo la casa el primer escenario de desarrollo en la vida de un niño, sus padres, hermanos, abuelos, tíos, primos…son los coprotagonistas en la aventura de la vida. Todos debemos involucrarnos (no entrometernos) para hacer de cada momento una oportunidad para aprender, para enseñar y facilitar el desarrollo de los niños.

 

Lo que más necesitan los niños son familias sólidas, ver relaciones saludables y parámetros claros que consoliden columnas (valores) firmes para ser adultos, felices, exitosos que puedan replicar lo que aprendieron en casa. Un hogar sano influye más en el desarrollo de un niño que cualquier ventaja pedagógica o financiera. 

 

 

 

Todos aprendemos haciendo, no repitiendo. En la crianza, no es la excepción. Cada miembro de la familia debe esforzarse por ser un ejemplo para el niño.

 

 

 En la medida que los niños crecen y su personalidad se desarrolla, cuando descubren su voluntad, se hace necesario establecer reglas claras y parámetros de disciplina. Es muy importante que se entienda que la disciplina no solo se refiere solamente a la corrección (este es el lado que la mayoría conoce); sino que empieza en la instrucción, acompañamiento y guía. 

#MomTip

Recuerda que la corrección nunca puede estar condicionada a los estados de ánimo de los Padres. Corregir no es demostrar necesariamente autoridad, sino amor. 

 

 

Siembra buenas palabras, cariño, tiempo y entrega.

 

 

Disfruta cada momento, porque es único, y como dice una frase muy usual entre las mamás: el tiempo pasa muy rápido, en un abrir y cerrar de ojos se crecieron. (Y es verdad)

 

 

Si tú estás en este momento disfrutando de la maternidad, te felicito, ya eres una heroína, quizás no tienes capa, pero si el súper poder del amor y con ello podrás cumplir la misión más importante, ser feliz y ver crecer a tu hijo sano, hermoso, inteligente y que ame a Dios con todo su corazón. 

 

Con cariño para todas las #HeroMoms del mundo

 

 

 

Claudia Jeanneth Wilches

Mamá, abuela y Licenciada en Educación Preescolar, mujer felíz.  

 

 

 

Suscríbete a Hero Moms

Sé la primera en enterarte de nuestros próximos eventos y recursos.